LOS NIÑOS EN VACACIONES

Los niños en vacaciones

Hay una gran variedad de ofertas en todas partes, y cada familia sabrá elegir lo que más se adecue a sus necesidades.  Desde este post sólo queremos explicaros los beneficios que tiene el contacto con la naturaleza para la salud de los más pequeños, tanto emocional, como cognitiva, social y física.  Además los niños en vacaciones se merecen una alternativa de ocio que les permita romper su rutina y no estar encerrados; básicamente jugar con sus iguales en libertad.

  • Salud cognitiva.

Los neurocientíficos aseguran que:

La exposición temprana a espacios verdes se asocia positivamente con el volumen de materia blanca y gris en zonas del cerebro como la corteza prefrontal, premotora o el cerebelo

Por eso mismo, este contacto con la naturaleza, aumenta su capacidad de memoria y mejora su atención porque disminuye el estrés. Aprenden de lo que observan, abren sus sentidos a todo lo que les rodea y por ello todo lo así aprendido perdura en el tiempo.

  • Salud emocional.

Todos sabemos  ya que la EMOCIÓN es la que nos conduce al aprendizaje. Pero en la Naturaleza además podemos trabajar la resiliencia, porque mejora el autocontrol. Es en el medio natural dónde  aprenden a realizar tareas que requieren de su concentración y que además encuentran que muchas veces tienen que controlar sus impulsos; también aprenden que la recompensa a veces no es inmediata.

Los niños están más motivados y por ello aprenden por si solos; básicamente porque disfrutan y su estado anímico es el idóneo para aprender. Ellos cogen una flor, o un palo, lo huelen, lo tocan, etc…  y no tienen que hacer abstracciones, porque lo ven y sacan sus conclusiones. También disfrutan de la libertad que les da el no sentirse encerrados.

  • Salud física.

Al vivir unos días en la Naturaleza, aumenta su actividad física y por tanto,  las funciones ejecutivas del cerebro. En la Naturaleza juegan corriendo, saltando, montando a caballo y un sinfin de actividades más que además de mejorar su salud cardiorespiratoria, recarga sus pilas, disminuye su estrés y les hace recuperar la atención.

  • Salud social.

los niños en vacacionesEl entorno natural genera climas tranquilos donde ellos se divierten y se sienten seguros, lo cual hace, que establezcan mejores relaciones con sus compañeros, porque favorece la autoestima y confianza. Por supuesto lo más importante de este aspecto, es que facilita el juego y con ello las relaciones y la cooperación. El juego entre iguales y en libertad es el mejor compañero de cualquier niño. Mucho más que cualquier juego de estimulación temprana en el que ellos son meros observadores. En la naturaleza encuentran todo tipo de artilujios: palos, hojas, piedras, que fomentan su creatividad y capacidad de jugar, según su interés.

Lamentablemente, los niños hoy en día pasan muchas horas encerrados y apenas tienen contacto con la Naturaleza. Si ese es el caso de vuestros hijos e hijas, dad les la oportunidad de jugar, correr, mancharse de barro, buscar animales y un sinfín de oportunidades que les brinda la Naturaleza.

Einstein dijo: Mira profundamente en la naturaleza y entonces comprenderás todo mejor.

Los niños en vacaciones necesitan sobre todo aprender a disfrutar, aprender a vivir. Os dejo un video de Heike Freire que os puede ayudar a decidir.

En la granja escuela Baratze, llevamos 30 años haciendo esta labor con los niños, la de acercarles la naturaleza, como apoyo a la actividad escolar, y también os ofrecemos la posibilidad de apuntar a vuestros hijos e hijas de manera particular durante las vacaciones escolares. Estamos ubicados en la Reserva de La Biosfera de Urdaibai, un entorno natural privilegiado y además contamos con un equipo profesional de licenciados en muchas disciplinas: Biología, Historia, psicologia, etc.. y maestros. Todos llevamos 30 años dedicados a los niños y a sus emociones. Hemos aprendido de ellos y hemos logrado formar un equipo estable en el que está implicado también el personal de servicios.

Si queréis hacerles un gran regalo, apuntadles esta  Semana Santa a nuestros campamentos. Son sólo 4 días, pero es suficiente para romper con al rutina,  salir de casa y recargar sus pilas para la vuelta al cole.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.