El campamento de verano en la naturaleza.

Lo que más preocupa a los padres, es conocer la mejor opción para que sus hijos disfruten durante las vacaciones. Para algunos padres es una oportunidad de perfeccionar sus estudios y adquirir nuevas habilidades, para otros es un periodo para que los niños se diviertan.
Los expertos afirman que solo hay un destino en el que los niños juegan mientras adquieren nuevas habilidades para toda la vida. Se llama campamento, en el que los beneficios son muchos.

Según Troy (director de la Red de investigación de Comunidades Saludables de Reino Unido), los beneficios son muchos: lecciones de vida fuera del aula, trabajo en equipo, aprender a apreciar la naturaleza, desarrollo de la confianza y habilidades de liderazgo.
Los cambios importantes que se crean en el crecimiento personal de los niños, dicen mucho sobre la experiencia de los campamentos de verano.

Los beneficios de campamentos son tan amplios, que los niños pueden convivir con otros niños de su edad disfrutando de momentos inolvidables. El crecimiento y desarrollo personal se verán repercutidos de forma muy positiva por la experiencia del aprendizaje emocional y educacional. A continuación os contamos lo principales beneficios de los campamentos:

1. Amistades y habilidades sociales
Los niños asumen riesgos sociales gracias al entorno ideal que proporciona el campamento. Al principio puede resultar aterrador entrar en un mundo social desconocido. Después de adaptarse tratan con gente nueva incrementando habilidades sociales, mejorando su autoestima y exploran su independencia.

2. Resiliencia y confianza
Entre los beneficios de los campamentos existe el área de la inteligencia emocional.
Esto implica reconocer, comprender y controlar las emociones. Los niños aprenden a conectar con los demás, a empatizar, a relacionarse e interactuar de forma positiva con otras personas.

Los campamentos alientan a los jóvenes a salir de su zona de confort. También aprenden a enfrentarse al fracaso, a conocer sus limitaciones, descubriendo así las áreas en las que pueden mejorar. Según Troy Glover, los niños desarrollan su inteligencia emocional y capacidad de empatía gracias a la experiencia.

3. Centrarse en el plano físico
Con la diversidad de dispositivos, redes sociales y aplicaciones es difícil competir por la atención de los niños. Un estudio reciente (Statistics Canadá), afirma que solo el 7% de los jóvenes entre 6 y 19 años realizan el tiempo recomendado de ejercicio físico que necesitan.

Hay campamentos que proporcionan una rutina diaria: levantarse temprano, hacer ejercicio, tener comidas regulares y estar largos periodos al aire libre. Además de prohibir productos electrónicos. El ejercicio físico en los campamentos, está presente y disfrazado de diversión. Los niños aprenden a sentirse bien, contribuyendo esto a su bienestar. Pueden adoptar un estilo de vida saludable, casi sin darse cuenta, gracias a loa juegos y a las diferentes actividades.

campamento de verano en la naturaleza

4. Déficit de naturaleza
En la vida de muchos niños está ausente el vínculo con la naturaleza. Son conscientes de los problemas ambientales, pero no suelen aventurarse experimentar el mundo natural. Para el desarrollo saludable de sus sentidos, para el aprendizaje y la creatividad, los niños necesitan a la naturaleza. Razón para alejarlos de las pantallas y conectarse al aire libre con aventuras.

5. Valores de liderazgo
Muchos líderes comparten cualidades como: la confianza, la creatividad en la toma de decisiones y el trabajo en equipo. Para ser un buen líder se necesita práctica.

Los niños van al campamento porque es divertido. Y no van para ser mejores líderes o más conscientes de sí mismos. El resultado son los resultados positivos. “Aprenden que todos tenemos un papel que representar para contribuir a una sociedad mejor”.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.