Responsabilidad: Indispensable en la educación de los niños de hoy.

Responsabilidad: Indispensable en la educación de los niños de hoy.

Educar a los más pequeños del hogar es una gran tarea que requiere no solo de tiempo, sino también de amor y dedicación. En este sentido, uno de los valores más importantes pero difíciles de asimilar por los niños de hoy día es la responsabilidad. No es raro escuchar a un padre o adulto decir: “Mi hijo no cumple con sus obligaciones” “No le gusta hacer nada” “es un irresponsable”.
Pero, ¿Dónde nace esa capacidad de identificar y atender las obligaciones? Si lo piensas bien, es una pregunta muy educativa no solo para los niños sino también para sus padres. Sabemos lo importante que es este tema en la actualidad, por ello abordaremos brindando alternativas. Este artículo, te ayudará a incentivar la responsabilidad en niños mediante la educación asertiva y consiente.
En primer lugar, daremos respuesta a la pregunta planteada anteriormente. La responsabilidad nace en el hogar y se fomenta desde los primeros años de vida. Por consiguiente, son los padres los que deben enseñar habilidades que le permitan al niño hacerse cargo de su propia vida en un futuro. Este proceso de enseñanza va aumentando las exigencias conforme aumenta la edad.
Inculcar responsabilidad no es crear rutinas que el niño haga en automático sin conciencia del “qué” y “para qué”. La parte crucial es precisamente, el contexto, hacerle parte de las actividades explicando el beneficio cumplir con sus tareas así como el efecto de no hacerlo.
Tener normas y límites en casa puede ayudar a moldear la conducta en edades tempranas, logrando tener un sentido de responsabilidad. ¿Quieres saber cómo empezar? Echa un vistazo.

 

educación de los niños

¿Cómo inculcar responsabilidad en los niños?

Lo primero es empezar con normas sencillas que impliquen colaboración con las tareas del hogar, por ejemplo, el orden. En edades tempranas puede que sea más difícil lograr el vínculo con la responsabilidad pero es más facil lograr corregir los malos hábitos.

Estas son algunas de las actividades con las que puedes empezar:

Orden en su entorno

Responsabilidades simples serán ideales para la educación de los niños.

. Por ejemplo: recoger los juguetes, poner la ropa y zapatos en el lugar adecuado, tener útiles escolares de forma ordenada, tender la cama, entre otros. Estas actividades aumentan el compromiso con su espacio y pertenencias.

Colaboración en distintas tareas.

Ayudar en las tareas del hogar que tendrán un beneficio general para su entorno inmediato. Por ejemplo: Alimentar a las mascotas, lavar los platos, ayudar a colocar la mesa, participar en la preparación de algunas comidas. Estas actividades le ayudan a tener sentido de pertenencia y sentirse útil en el hogar.

Compromiso con su propia evolución

Establecer un compromiso real con su propio crecimiento. Realizar sus tareas, estar al pendiente de sus asignaciones del colegio, reforzar los conocimientos en casa, realizar lecturas, entre otras. Estas actividades le permitirán al niño tener mejor conciencia de sus deberes.
Debes ser consiente del tipo de actividad y el nivel de exigencia. Recuerda que la capacidad para razonar e internalizar los procesos dependen en buena medida de la edad. Además, ten en consideración que la mejor manera de inculcar responsabilidad en niños es ser un buen ejemplo de ello.
Es fundamental que tanto los padres como la sociedad se sientan comprometidos con el fortalecimiento de valores en generaciones de relevo. La responsabilidad es el valor que nos acompaña desde que empezamos a dar los primeros pasos hasta que envejecemos. Por ello, es tan importante no solo su aprendizaje sino también su puesta en práctica. Recuerda, mientras más responsabilidad tenga más oportunidades tendrá para alcanzar el éxito en lo que sea que emprenda. ¡Educa con conciencia!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.