Consejos para conciliar este verano y campamentos con los niños.

Consejos para conciliar este verano

Hay propuestas sobre cómo compaginar el cambio dude rutinas, como la vida laboral y familiar.

1.La primera clave, no sentirse culpable al no tener vacaciones como tus hijos. Tomándolo como un problema social y cultural. Combinar el trabajo con la familia todavía es un utopia, no es culpa tuya.

2. Organízate con antelación y establece prioridades. Se necesita planificar con antelación las actividades para los niños, mientras trabajas, vacaciones en familia, prevén el gasto, no vaya a ser qué se dispare. Recuerde, para divertirse en verano no hay porque gastar mucho. Organiza tu horario en estos meses sin apurarte demasiado. Pide ayuda si la necesitas, es posible que necesites que alguien lleve o recoja durante esos días a tus hijos. Si sales cansado del trabajo, descansa un rato para que luego juegues con tus hijos. Es bueno que sepan que no eres inagotable y que no estas de vacaciones.

conciliar

3.La oferta de actividades de verano , es amplia y variada, si tardas en inscribirlos te quedarás sin plaza.

4.Es importante escuchar los deseos, Siempre es preferible elegir una actividad acorde con sus preferencias, para que participe y disfrute mucho mas.

5. ¿Mantener las rutinas en casa o ser más flexibles en verano? Los niños deben mantener el equilibrio, de manera que tengan una rutina junto con momentos que tengan mas libertad.

6. ¿Deberes en verano? Depende de si se considera que ha realizado un buen curso, lo lógico es dejarle descansar. Pero se pueden mantener costumbres como leer un buen libro. Está bien disfrutar de todas las posibilidades distintas que nos ofrece el verano y desconectar de la escuela.

7. En verano también se aprende. Es importante valorar que en vacaciones los niños aprenden y ejercitan otras habilidades, y no solo los contenidos académicos como aprendizaje. Gracias al tiempo veraniego, los niños pueden descubrir cuales son sus verdaderos intereses e inquietudes.

8. Si se aburren un poco, no pasa nada. Aburrirse está bien!, Los niños deben buscar alternativas cuando se aburren. Los padres no tienen que divertirles a cada momento.

9. Cuidado con las pantallas: Con ellas se pasa el tiempo fácilmente. Es bueno reducir su uso en verano, usándolas una vez al día (1 hora, 2 horas).

10. Padres e hijos podemos realizar muchas actividades juntos como, leer, ver una película, disfrazarnos o solo conversar. Es suficiente con ponernos a su altura. Hay que acompañarlos e interesarnos en ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.