Los niños y la cocina

Beneficios de cocinar con los niños

En nuestra granja escuela tenemos muy en cuenta la actividad de los niños y la cocina.

La conexión entre los más pequeños y la cocina es una combinación perfecta para que muestren interés por los alimentos. Además es una ocasión para pasar más tiempo en familia. Es un momento en el que los niños y niñas hacen de la cocina un juego. Un juego mediante el que van introduciendo nuevos alimentos en su rutina.

Los niños necesitan muchas veces sentirse útiles en las acciones cotidianas. Por ello esta es una manera muy eficaz para hacerles saber la falta que hacen en las acciones cotidianas.

Activan los cinco sentidos en la cocina

El contacto con los alimentos activan potencialmente los cinco sentidos. ¿Por qué?, porque descubrirán que cada alimento tiene un tacto, olor, sabor y color diferente. Y por último, el oído se percibe a la hora de cortar los alimentos y en el método de cocinarlos. Muchas veces los más pequeños de la casa, rechazan el probar o comer muchos alimentos por su aspecto, olor o color antes de cocinarlos. Pero una vez cocinados la percepción de muchos alimentos cambia y se atreven a degustar una nueva delicia.

Actividades que practican y desarrollan

La cocina es una manera excelente para desarrollar capacidades de lectura, seguir direcciones y medir.

El hecho de leer una receta les hace entender y aprender nuevos conceptos como el hecho de batir un huevo o hacer una mezcla en un bol. Además como en casi toda actividad, en la cocina hay que seguir un proceso direccional. De esta manera aprenden que para cada actividad hay que seguir diferentes pasos para llegar al resultado final. Y por último la medición. Aprenderán a contabilizar diferentes cantidades y unidades de medición. Para los líquidos el litro, para los productos el kilo y para la longitud el metro. Y entro estos los derivados de cada unidad de medición.

Además aprenderán el cambio de estado de la materia. La conversión de solido a líquido, de líquido a gaseoso, etc.

Por último mencionar que la cocina ayuda a los niños y niñas a desarrollar las capacidades de motricidad fina, coordinación visomotora y conceptos matemáticos y científicos.

Compartelo con todo el mundoShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.