Baratze, un recuerdo permanente en la granja escuela

Baratze un recuerdo permanente

Todavía recuerdo aquel pequeño viaje que hice con el colegio a la granja escuela de Baratze. Tendría alrededor de seis años y fue una de las experiencias más increíbles de mi vida. Baratze un recuerdo permanente en mi vida.Primera vez que duermes fuera de casa con todo tus compañeros de curso y compartiendo habitaciones y literas unos con otros.

Un día inolvidable en la granja escuela

Las jarras de leche con cola cao, las galletas y el pan con mantequilla fueron los encargados de hacernos despertar. Un desayuno potente para un día potente. Una vez adquiridas todas las fuerzas necesarias nos dividimos en pequeños grupos. Nos pusimos a desempeñar las actividades necesarias en una granja escuela entre ellas estaba la de dar de comer a los animales. He de decir que para mí no fue una tarea fácil. El miedo se apoderó de mí por un momento. Pero en cuanto tuve a un pequeño conejo que parecía de peluche la serenidad se volvió a apoderar mi pequeño cuerpo.

Pero con la experiencia de la oveja no puedo decir lo mismo creo que no he corrido más en mi vida hasta que conseguí ponerme a buen recaudo. ¡Había olvidado por completo que tenía comida en la mano! Pero conseguí darle de comer sin llevarme ni un pequeño mordisco. Si mal no recuerdo había una burra cuyo nombre era “Izeko”.  El conjunto animal lo formaban los caballos, cerdos, cabras, gallinas… de los cuales podías aprender una cosa nueva.

Después de comer nos pusimos a hacer pan casero y cada uno horneaba su pequeño bollito con la figura que quería. El mío no llegó entero a casa me lo comí en el autobús de vuelta. Lo único que llegó fue una pequeña esquina que tocó a repartir entre mis padres. Os invito a leer este artículo sobre la importancia que tiene  educar en la naturaleza.

No te lo puedes perder

Hoy en día, cuentan con las mismas actividades de las que yo puede disfrutar en primera persona hace unos cuantos años. Es una manera de que los más pequeños disfruten de una enseñanza más completa. No solo conocer a los animales, sino interactuar con ellos.  Además aprenden  de dónde procede cada producto que comemos en el día a día y cuál es la alimentación y el modo de vida de cada uno de ellos.

Os animo a disfrutar de una experiencia nueva y totalmente diferente para todos los públicos.

 

Baratze un recuerdo permanente en la granja escuela

Compartelo con todo el mundoShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.