APRENDER EN CONTACTO CON LA NATURALEZA

La naturaleza – aprender en contacto con ella

naturaleza baratze

 

Heike Freire, nos habla de que el contacto de los niños con la naturaleza, no solo es bueno sino imprescindible para lograr niños sanos y felices.  Es jugando con ella como los niños aprenden sin darse cuenta.

El medio natural nos ofrece la posibilidad de ASOMBRARLES, de llamar su atención y  provocar curiosidad por todo lo que acontece a su alrededor. Mancharse y correr en libertad, les ofrece un entorno seguro y libre en el cual se sienten felices.

Son estas las emociones que les llevan de una manera natural al aprendizaje.

Los niños de  hoy  no tienen esta oportunidad en su vida cotidiana. Se pasan el 90% del día sentados y su tiempo de ocio lo viven entre cuatro paredes y sentados ante una pantalla. Todo esto les genera ansiedad, cansancio,  tristeza y apatía la mayor parte del tiempo. Todas ellas son emociones que no facilitan para nada la concentración, ni el aprendizaje; al menos un aprendizaje positivo y constructivo.

Por eso es importante, más que nunca, ofrecerles la posibilidad de acudir a la Naturaleza tantas veces como se pueda: ir al monte y al campo con ellos los fines de semana es una buena opción, pero enseñándoles a cuidar y respetar lo que encuentran. No se trata de ir por ir y arrasar con lo que hay. Si no de jugar y disfrutar de lo que ven, de observar todo lo que se les ofrece y respetarlo, porque la naturaleza es un ser vivo, que merece respeto y cariño, que nos ofrece todo lo que tiene y lo que es.

En la Granja escuela Baratze, pretendemos ofrecer a los niños y niñas esa oportunidad dentro de su vida escolar, en días lectivos, para que acudan con sus maestros y maestras. Llevamos 30 años realizando la misma labor y aprendiendo con los niños y niñas y son muchos los profesores que se han sorprendido al comprobar con sus propios ojos todo lo que son capaces de aprender los niños en este entorno, de todas las capacidades que desarrollan de manera innata. Son maestros que han dejado huella en la vida de sus alumnos y alumnas.

La labor educativa que llevamos a cabo en el Centro de Educación Ambiental BARATZE es altamente positiva. Por un lado supone una vivencia intensa y atrayente de un mundo nuevo y desconocido para los niños; y por otro, es una gran aportación al proceso educativo que reciben los mismos en las aulas.

Todos los niños tienen necesidades, intereses y maneras diferentes de aprender. A fin de dar respuesta a este hecho, hemos diseñado las
actividades y talleres de las estancias, basándonos en la teoría de las Inteligencias múltiples de Howard Gardner.

Durante la estancia nuestro recurso y herramienta más preciado para estimular las inteligencias múltiples, será el medio natural que nos rodea. También nos brinda la oportunidad de trabajar la estimulación sensorial:vista, gusto, oído, tacto y olfato.

Nuestro objetivo principal es que los niños vivan y disfruten la estancia y que sean los únicos protagonistas. Por ello, a la hora de proponer las
actividades queremos potenciar su autonomía y que su estancia con nosotros suponga un aprendizaje significativo.

Con todo lo anteriormente expuesto y avalados por la experiencia que nos da los más de 30 años y más de 200.000 niños que han pasado por nuestro centro, podemos asegurar que los días que dura su estancia en Baratze suponen para ellos una experiencia inolvidable, para toda la vida.

Merece la pena, por tanto, todos los esfuerzos que hagamos padres, maestros y educadores por acercar la naturaleza a la vida cotidiana de los niños.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.